¡MAROTO MENTIROSO! VERGÜENZA DE ALCALDE XENOFOBO Y RACISTA

Un abrazo solidario y un grito en defensa de la población gasteiztarra de origen magrebí

Sabemos que entramos en su juego, que lo que Maroto y De Andrés quieren  (y todo el PP alavés que está temblando ante las próximas elecciones)  es que caigamos en la trampa y nos pongamos todas a hablar de sus declaraciones xenófobas, para eso lo hacen, para que no se hable de los desfalcos de los dirigentes del PP, de las promesas incumplidas del Alcalde, de Fabra, Matas, Bárcenas…. Es lo mismo que hace Esperanza Aguirre y el PP madrileño con el de Podemos… pero como  aquí eso no les da tanto juego pues buscan el escándalo de otra forma. Además, Maroto, todavía con menos escrúpulos que la Esperanza Aguirre, quiere pescar también en los caladeros de la extrema derecha, como ha visto que hace Le Pen en Francia… Y mira tú por dónde, fijar su babosería inmunda en la población magrebí le permite el doble juego. No hace mucho lo hizo también con la población gitana… para que luego diga que le duele mucho que la gente piense que es xenófobo y racista. Pues vergüenza de Alcaide, eso es lo que eres, xenofobón y racistón.

Nosotras no pensamos quedarnos con los brazos cruzados ante estas sinvergonzonerías, y ya hay gente en el barrio trabajando en un documento que ponga negro sobre blanco las mentiras, engaños, falacia y embustes del Alcaide. Pero como eso va a llevar su tiempo y creemos urgente hacer llegar nuestro calor vecinal y un fuerte abrazo solidario a la población magrebí (tanto del Casco como del resto de Gasteiz), pues hemos elegido el camino de este post, al que añadimos a continuación algunos de los textos y declaraciones interesantes (5 ejemplos) que en defensa de la verdad sobre la cuestión y denunciando la práctica barriobajera, xenófoba y vergonzosa de Maroto y compañía.

1) El valiente escrito elaborado por las y los profesionales del Servicio de Inserción Social del Ayuntamiento, las personas que realmente saben del asunto

2) Un clarificador artículo aparecido en El País. Clarificador no sólo porque da voz a una de las personas afectadas e insultadas para que explique su punto de vista, sino porque con datos y argumentaciones desvela las falacias de Maroto

3) El escrito elaborado por la coordinadora “Harresiak Apurtuz”

4) El texto acordado por todos los grupos sociales de la oposición municipal y leído dando la espalda al alcaide

5) La intervención de una concejala en el pasado pleno municipal

Valgan todas estas aportaciones para que tanto la población vecina vitoriana de origen magrebí como nosotras mismas podamos limpiar nuestro cerebro y nuestro corazón de toda la basura e inmundicia vertida estos días por los máximos irresponsables municipal y foral.

Y lo dicho, un abrazo solidario y un grito en defensa de la población gasteiztarra de origen magrebí.

10513467_518192934979318_7007241754268294453_n

1) El valiente escrito elaborado por las y los profesionales del Servicio de Inserción Social del Ayuntamiento, las personas que realmente saben del asunto

MIGRANTES Y RESPONSABILIDAD PÚBLICA

Vitoria-Gasteiz, 16 de julio de 2014

DECLARACIÓN DEL SERVICIO DE INSERCIÓN SOCIAL

Este 16 de julio, los y las profesionales del Servicio de Inserción Social, adscrito al Departamento de Asuntos Sociales y de las Personas Mayores, hemos amanecido con el eco que distintos medios de comunicación se han hecho de la entrevista en Cadena Ser a uno de los representantes de la ciudadanía de Vitoria, concretamente al alcalde.

Nos hemos visto en la obligación de llamar la atención sobre la irresponsabilidad de las afirmaciones que en ella se vierten así como sobre el lenguaje utilizado, altamente denigrante además de incendiario.

Como profesionales al Servicio del Ayuntamiento y, por ende, al servicio de la ciudadanía de Vitoria, nos avergonzamos de este tipo de discursos en los que tanto nuestro trabajo como nuestro criterio profesional en orden a la convivencia, se ven sometidos a la presión de tener que salir de nuestro quehacer para desmentir los errores y las distorsiones hechas intencionadamente por aquel que nos representa.

Apelamos al conjunto de representantes políticos para poner coto dentro de su propio ámbito a la propagación de prejuicios y estereotipos fundamentados en información sesgada y que obedece a fines electoralistas.

Las acusaciones expresadas durante la citada entrevista suponen una falta de respeto a las personas residentes de esta ciudad por considerarlas carentes de otro juicio y opinión que no sea el suyo, y a las profesionales de este Servicio por obviar su conocimiento especializado en la materia que se trata.

Por tanto, reclamamos que se reconduzcan estas actuaciones y se asuma la responsabilidad que TODOS los grupos políticos tienen al representar a la ciudad con honestidad, dignidad y respeto.

Servicio de Inserción

Gizarteratze Zerbitzua

 

2) Un clarificador artículo aparecido en El País. Clarificador no sólo porque da voz a una de las personas afectadas e insultadas para que explique su punto de vista, sino porque con datos y argumentaciones desvela las falacias de Maroto

“He venido a trabajar, no a robar”

Josef, padre de dos niñas, dice que no necesitaba ayuda antes de la crisis. Del total de las familias que reciben la RGI, el fraude llegó solo al 1,16%

Ania Elorza Vitoria

Ayudas sociales, fraude, servicios sociales e inmigración. Son cuatro ingredientes que en la última semana se han mezclado para formar parte de un peligroso cóctel, el de vincular la inmigración con el fraude social. Esta vez, la razón han sido las declaraciones del alcalde de Vitoria, Javier Maroto, que declaró que argelinos y marroquíes vienen a la ciudad para “vivir de las ayudas”. “El fraude en las ayudas sociales para algunas nacionalidades concretas es escandaloso”, añadió. La denuncia del regidor se hace eco de un debate que está en la calle. Lo refleja la última panorámica del Observatorio vasco de la Inmigración, de 2013, donde el 65% de los autóctonos opinó que los inmigrantes se “benefician excesivamente del sistema de protección social”, un porcentaje seis puntos superior al de un año atrás. Maroto fue más allá, habló de dos nacionalidades concretas y las ligó al fraude social en las ayudas.

Para respaldar sus críticas, utilizó unos datos que no hablan de ayudas sociales, sino de atención en los servicios sociales de base, entre los que se engloban desde ayudas económicas hasta otros apoyos que no tienen retribución. El 59% de los marroquíes empadronados en Vitoria ha recibido apoyo de los servicios sociales de base, algo que ocurre también con el 56,8% de los argelinos. Maroto no habló de Nigeria, país que encabeza la petición de apoyos en función del número de empadronamientos de ese colectivo: el 72,6% de los nigerianos de Vitoria han precisado de algún tipo de recurso de los servicios sociales de base. Tampoco habló de los senegaleses, entre los que el 56,3% precisó de apoyo, un porcentaje muy similar al de los argelinos. Las nacionalidades seleccionadas son precisamente las que peor percepción reciben de los autóctonos según las distintas encuestas. Tampoco habló de los autóctonos.

El 7,8% de los españoles empadronados en Vitoria recibió apoyo de los servicios sociales. En términos cuantitativos, los españoles son mayoría. Concretamente 17.315, frente a los 11.475. Los marroquíes atendidos fueron 2.230 y los argelinos 1.055 —les superan los chinos, con 2.800—. La población inmigrante es en Vitoria el 9,5% de la población y, en proporción, acude más a los servicios sociales de base que los autóctonos. ¿Los utilizan más porque son marroquíes o argelinos, o los utilizan porque son colectivos más necesitados? En 2010, el 51% de los magrebíes estaban en desempleo, una tasa muy superior al 10,89% con el que cerró Euskadi el año. La búsqueda de un trabajo de los inmigrantes es la principal razón por la que llegan a Euskadi.

El 7% considera las ayudas sociales atraen. Josef, un marroquí padre de dos niñas pequeñas que vive en Vitoria desde el año 2002, —cuando la economía iba como un tiro y era bien recibida la mano de obra de los inmigrantes—, explica que “vinimos aquí a trabajar; en 2004 y 2006 no vivíamos de las ayudas, trabajábamos, pero ahora, con la crisis, no tenemos trabajo”. “Yo no soy antiespañol, pero tampoco soy un mafioso, ni quiero vivir de las ayudas, tampoco quiero robar, para eso me podía haber quedado en Marruecos, yo quiero trabajar”. Los datos del Ayuntamiento hablan de atenciones realizadas. En ellas se encuentran las AES, la tercera ayuda social en importancia, por ser puntual y de poca cuantía. En las ayudas municipales el fraude está “minimizado”. Lo dice la concejal de Asuntos Sociales de Vitoria Ainhoa Domaica, que no habla del “fraude escandaloso” del que habla el regidor. ¿Dónde está el problema? En la principal ayuda social, respondió el jueves el coordinador de campaña para 2015 del PP alavés, Iñaki Oyarzábal.

Es la RGI, ayuda gestionada por el Gobierno. En el caso de Vitoria, los autóctonos son mayoría (el 57,69%) entre los perceptores y son un colectivo que, con la crisis, está ganando peso. Según el Observatorio vasco de la Inmigración, al 58% de los autóctonos le preocupa la llegada de inmigrantes porque cree que le dificultará acceder a una ayuda social. Ese temor no se corresponde con la naturaleza de la RGI. Esta es un derecho subjetivo, lo que en la práctica hace que el Gobierno tenga que concedérsela a quien cumpla los requisitos: La RGI es un derecho subjetivo y, por tanto, aunque el dinero se termine, el Gobierno tiene que pagarla por ley a todo el que cumpla los requisitos. En 2013, esa ampliación fue de cien millones más de los presupuestados. Según un estudio del Gobierno vasco de 2010, a través del consumo de perceptores de ayudas se mantienen 4.567 puestos de trabajo y otros 22.200 se pueden aceptar porque la RGI aporta un plus a sueldos que no permiten acabar el mes.

Una reforma legal de la RGI impulsó más controles y exigencias a los perceptores, que llegó con suspensiones de muchas ayudas. ¿Es eso fraude? El Gobierno vasco respondió con un dato: el 90% de las suspensiones no se convirtió en la retirada definitiva de la ayuda porque se subsanaron los errores presentando más papeles o aclarando datos. Del total de familias que reciben la RGI, se extinguió el derecho al 1,16%. ¿Todo el fraude social es de los inmigrantes? “El fraude social no está focalizado en los inmigrantes”, subrayó Oyarzábal el miércoles. ¿Qué hay de fondo? Una pretensión del PP de volver a reformar la Ley para la Garantía de Ingresos y la Inclusión Social, una ley modificada en 2011 precisamente por un pacto entre PP y PSE. El PP cree que se quedó “a medio camino” en medidas de control y en el endurecimiento del acceso a los inmigrantes, que pasó de un año de empadronamiento a tres, en vez de los cinco que pedía el PP.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/07/19/paisvasco/1405792063_730824.html

(El País 20-07-2014)

 

3) El escrito elaborado por la coordinadora “Harresiak Apurtuz”

Harresiak Apurtuz denuncia la campaña de acoso y criminalización que el Alcalde de Vitoria, Javier Maroto, está ejerciendo sobre las personas de origen marroquí y argelino que viven en el municipio

Desde el comienzo de su legislatura en 2011, el Alcalde manifiesta un especial ensañamiento con el citado colectivo a través de declaraciones públicas de índole xenófoba y cuyas consecuencias atentan de forma directa contra la convivencia en el municipio

Ante las declaraciones de Javier Maroto del día de ayer en radio y recogidas hoy en prensa, se informa a la ciudadanía que:

-La integración es un proceso bidireccional que pretende la incorporación de las personas inmigrantes a la sociedad de llegada, desde el reconocimiento mutuo, en igualdad de derechos, obligaciones y trato. Requiere, por tanto, no sólo de una actitud positiva por parte del colectivo inmigrado sino de políticas públicas que la fomenten.

La Ley de Extranjería y la Ley de Asilo y Refugio son dos normativas estatales restrictivas que impiden la integración normalizada de cualquier colectivo migrado. Las CCAA y los municipios tienen la capacidad y la responsabilidad – legal y ética -, de normar a favor de la integración y convivencia de su ciudadanía. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Gasteiz no se hace más que modificar y (re)diseñar las políticas municipales de forma tal que fomentan la exclusión social, el racismo, la diferencia, la estigmatización y la criminalización de la pobreza. Esto no afecta a las personas inmigrantes, afecta a TODAS las personas que conviven en Gasteiz, que se encuentran en situación de desventaja; y atenta contra la cohesión social.

-La ciudadanía de Gasteiz es a día de hoy un reflejo de la pluralidad del País Vasco y del Estado en general. En los últimos 15 años, la población extranjera ha contribuido a mantener el balance positivo general del País Vasco y no resulta escandalosa ni sorpresiva la distribución de nacionalidades en los Territorios Históricos. Araba cuenta con personas extranjeras de los tres grupos mayoritarios: Latinoamerica, Magreb y Unión Europea, en ese orden y sin cambios significativos desde hace más de 10 años. Además, son las necesidades laborales del territorio las que atraen a las personas inmigrantes y no otras circunstancias, tal y como afirma el Alcalde.

-El sistema de protección social de Euskadi es una de las mayores riquezas con que cuenta el País Vasco y ningún/a legislador/a ni ciudadano/a debería permitirse ni permitírsele su cuestionamiento. Gracias a la protección social, Euskadi garantiza que las personas puedan contar con una vida más digna; con la igualdad de trato como principio fundamental del sistema y característica fundamental de las sociedades democráticas.

Cuestionamientos como los que emite el Alcalde Maroto no hace más que sembrar la duda sobre el sistema, sobre las personas a quienes protege y sobre la garantía que ofrece. No es cierto que haya una relación directa entre ayudas sociales e inmigración. No existe regulación alguna que priorice a la población de origen extranjero frente a la autóctona. Las personas inmigrantes viven fundamentalmente de su trabajo y contribuyen, de igual modo que la población autóctona, a través de sus cotizaciones a la Seguridad Social y de los impuestos- directos e indirectos- a mantener las recaudaciones que soportan los sistemas de protección social.

Finalmente, ha quedado en evidencia con las declaraciones del Alcalde Maroto, el uso de su posición privilegiada, como figura pública y política, para acceder a los medios de comunicación de masas, lanzar pensamientos individuales atribuyéndolos a la sociedad en general y no dejar caer sobre la mesa información sin base constatable aprovechando la oportunidad para hablar de todo, mezclar temas y mantener esa situación de tensión permanente que está caracterizando su legislatura.

El Alcalde conoce perfectamente el impacto de las declaraciones formuladas y cómo éstas acentúan los prejuicios hacia un parte de la ciudadanía de Gasteiz. Como Tercer Sector, como ciudadanas y ciudadanos activos de este municipio, exigimos el cese de este tipo de declaraciones públicas.

Harresiak Apurtuz seguirá luchando, conjuntamente con los colectivos sociales y las personas de Gasteiz, por la igualdad de derechos y no discriminación en el municipio. No callaremos ante las declaraciones realizadas; no justificamos las políticas de recortes sociales municipales y, por supuesto, no permitiremos que la inmigración y la xenofobia se conviertan en una herramienta para lograr votos.

Vitoria, 16 de julio de 2014

Harresiak Apurtuz, Coordinadora de ONG de Euskadi de Apoyo a Inmigrantes

http://www.harresiak.org/www/portada.php#

 

4) El texto acordado por todos los grupos sociales de la oposición municipal y leído dando la espalda al alcaide

TEXTO ACORDADO POR LOS GRUPOS PNV, PSE-EE Y EH BILDU

La mayoría democrática que representamos las concejalas y concejales que hoy ocupamos el espacio del turno popular, queremos manifestar, en representación de una parte importante de la sociedad vitoriana, nuestro más absoluto rechazo a los discursos políticos que amparan y promueven el racismo y la xenofobia en Vitoria-Gasteiz.

Quienes como el propio Alcalde de nuestra Ciudad manipulan y falsean información para sustentar la persecución y rechazo del diferente, ponen de manifiesto no sólo la falta del más mínimo escrúpulo para atacar los valores de solidaridad y justicia social, sino que demuestran graves carencias en sus convicciones democráticas.

Por todo ello, hacemos un llamamiento a la sociedad vitoriana a rechazar sin paliativos a quienes amparan la xenofobia y el racismo como instrumento político. Hacemos un llamamiento a la sociedad vitoriana a defender con firmeza la solidaridad como seña de identidad de Vitoria-Gasteiz y solicitamos a los Jueces y Tribunales a que actúen con firmeza contra quienes vulneran los principios de la convivencia democrática.

5) La intervención de una concejala en el pasado pleno municipal

 

 

Anuncios

6 pensamientos en “¡MAROTO MENTIROSO! VERGÜENZA DE ALCALDE XENOFOBO Y RACISTA

  1. Pingback: La RGI, Maroto y la xenofobia |

  2. Pingback: DBE (“RGI”), Maroto eta xenofobia |

  3. Eskerrik asko por todo el trabajo…
    Por todos los derechos para todas las personas idependientemente del lugar de origen!!!

  4. Interesantisima informacion, eskerrik asko a La Gente Rula. Era hora de ponerle las cosas claras a la ciudadania y al impresentable individuo que tenemos por alcalde en esta ciudad callarle la bocaza de fascista. Salud.

  5. Pingback: Muybastos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s