Comunes urbanos en Barcelona… o la fuerza de las prácticas autogestionadas

Si la mayoría de nosotras nos encontráramos con un texto que se iniciara con el párrafo que dejamos a continuación, seguro que estaríamos dispuestas a dedicar tiempo a leerlo:

La investigación colectiva COMUNES URBANOS EN BARCELONA nace de una intención: en un momento de fuerte desposesión social, de recortes en áreas públicas de asistencia social y de reducción de derechos, queremos ver qué tipo de modelo de ciudad se está prefigurando en las prácticas de gestión comunitaria y de reapropiación de derechos. Es decir, ver el paso de una ciudad basada en el monopolio rentista a una ciudad que expresa un nueva fase ciudadana a través de los comunes urbanos.

Pues bien, ese el texto que os ofrecemos en el pdf adjunto como propuesta de lectura ahora que entramos en los llamados “periodos vacacionales” que a menudo nos ofrecen mas oportunidad de tiempos y espacios para la lectura y la reflexión pausada. DESCARGA PDF

El texto es producto de un trabajo de campo elaborado por el Observatorio Metropolitano de Barcelona (OMB), quien se define a sí mismo como

un grupo abierto de investigación que nace en el 2010 y que centra su trabajo en los procesos urbanos, tanto los planificados desde la administración pública como los que surgen desde movimientos ciudadanos. Es en la tensión y choque de ese doble proceso donde actualmente situamos nuestro principal interés.

Como se recogía recientemente un diario catalán a través del que nos ha llegado la noticia de este tan interesante trabajo

El estudio se organiza en ocho categorías: cultura, cuidados, economía y finanzas solidarias, espacio público, vivienda, equipamientos y salud. «Muchas de las iniciativas recogidas en la investigación no son solo formas de solucionar problemas colectivos, sino que implican formas de contestación y desobediencia civil, a la vez que apelan a derechos sociales desatendidos por parte del Estado», prosigue Forné refiriéndose a experiencias como Can Batlló -el equipamiento autogestionado de referencia en la ciudad, con permiso del Ateneu de Nou Barris- o el Espacio del Inmigrante, que ofrece atención y asesoramiento sanitario en el Raval a personas excluidas del sistema público de salud. O como las Germanetes en el Eixample o L’Harmonia en Sant Andreu. O como la plaza de la Farigola en Vallcarca o el Pou de la Figuera en el Born. «Son experiencias que implican múltiples formas de desobediencia civil, la exigencia de nuevos derechos colectivos -aseguran en el OMB-. El territorio urbano es hoy por hoy un laboratorio social».

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/desencanto-social-hace-eclosionar-autogestion-3331285

El Observatorio Metropolitano cuenta también con una muy interesante web (http://bcncomuns.net/es/) con versión en castellano en la que poder profundizar, además de en algunos de los proyectos que recoge el estudio, en otra serie de documentos e interesantes enlaces, en buena parte relacionados con el procomún o los bienes comunales, conceptos sobre los que tenemos intención de profundizar en próximos post de lagenterula.web

 

Que la ingestión y digestión de la lectura nos sea lo más provechosa posible, tanto para dejar volar la imaginación como para ver que muchos sueños se van transformando en realidades, pequeñitas, pero consistentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s