El Bolo-bolo de La Latina madrileña, La Plaza del Campo de la Cebada: la iniciativa vecinal dando vida a un solar en pleno centro urbano

Hace mucho tiempo que en el barrio aprendimos en piel propia que a las instituciones solo les importamos en periodo electoral… o cuando les damos la lata o creamos problemas de imagen con nuestras denuncias. Por eso, es posible que se den situaciones como que sea posible, al mismo tiempo, que en el barrio haya necesidades en equipamientos sociales (una biblioteca; un centro de día para personas mayores; un centro de salud sin problemas de humedades; un centro social del barrio y para el barrio..) mientras que son cada vez más los grandes edificios y palacios de propiedad institucional abandonados, haciendo del Casco una especie de “cementerio de elefantes” palaciego.

Algo de eso sucedía también con el Frontón Auzolan pilotalekua, abandonado por el Ayuntamiento y solo recuperado y resucitado por la iniciativa vecinal. Algo parecido se puede decir de la plaza de Etxauri, a la que, tras dos años de convocatoria de auzolan vecinal y popular (en el marco de las fiestas de Zaharraz Harro) se consiguió “liberar” de la cárcel de hojalata en la que se le había enclaustrado durante años.

Aún así, parece que las instituciones no entienden (para entender hay que querer, y no es su caso) y siguen consintiendo y avalando que, en un barrio con tantas carencias de espacios libres públicos, siga habiendo en plena Kutxi un solar absolutamente abandonado e inutilizado: sí estamos hablando de nuestro querido “Bolo-bolo”, ese solar del número 28 de la Kutxi que ya en dos ocasiones ha sido recuperado por el barrio en auzolan vecinal, una para hacer una bolera alavesa (de ahí lo de Bolo-bolo) y la segunda un cine al aire libre. En ambas previa entrada y limpieza de la selva tropical urbana en que se había convertido el solar. Y en ambas la ilógica institucional municipal, en vez de aplaudir la medida, procedió a su condena, cierre y clausura.

Tras la realización de los auzolanes en Bolo-bolo, algunas personas nos comentaron que la idea era muy buena, pero que no pasaba de ser un sueño utópico… por eso mismo irrealizable. Nosotras, que no tenemos nada en contra de los sueños utópicos, nos resistimos a calificar así la simple práctica del sentido común: vecindario con problemas de espacio libre + solar vacío sin uso alguno = solar recuperado para uso público del vecindario.

Parece que no somos las únicas que así lo vemos. Y que en otros sitios han tenido más suerte… o la institución municipal de turno ha sido menos cerril que la gasteiztarra (lo que no es muy difícil). Es el caso del ejemplo concreto que hoy queremos acercaros, el de la plaza del Campo de la Cebada en pleno distrito céntrico madrileño de La Latina. Resumamos su historia y que valga, además, para generar envidia sana que impida que Bolo-bolo vuelva a nuestro imaginario cotidiano como el solar de la Kutxi del que tanta gente que visita el barrio ni tan siquiera es consciente de que existe.

Como recogen en su página (http://elcampodecebada.org/) :

Evolución del Espacio Público de la Plaza de la Cebada…

La plaza de la Cebada surgió sobre el vacío de un antiguo cementerio árabe, y se erigió como uno de los puntos de encuentro de una ciudad semilla que posteriormente se convertiría en capital del reino. No obstante la plaza de la Cebada sigue existiendo e incluso alberga la función de mercado que adquirió en el s. XV. Hoy, tanto el mercado como la plaza, se encuentran en una pésima situación tras una historia que se ha escrito desde los condicionantes sociales, culturales y económicos de la ciudad y la actividad comercial.

(…)

En los ochenta llegaron otras formas de comercio y empezó el declive del mercado. Se construyó un polideportivo, consumiendo parte del espacio público restante pero creando un equipamiento deportivo necesario y muy utilizado

(…)

En los últimos años se decidió convocar un concurso para rehabilitar el mercado y construir un nuevo edificio con programa deportivo y comercial. Y llegó la demolición del polideportivo de la Latina, dejando al distrito centro sin piscina municipal y dejando un enorme vacío en la ciudad. La crisis paró las obras previstas y las vallas de obras que rodean el solar han pasado a formar parte del escenario de la Latina.

El colectivo Basurama en la Noche en Blanco de 2010 vio en el solar una oportunidad y propuso la creación de una isla tropical, con cine de verano, escenario musical, talleres y juegos infantiles, con la idea de que durase “algunas semanas más”. La trama social y los vecinos se activaron y el ayuntamiento les cedió la gestión del solar, el nuevo vacío se llamó “El Campo de Cebada”, donde a día de hoy sigue habiendo actividades culturales y sociales, con trabajo voluntario de vecinos.

El pasado 2011 se recalificó el solar y el mercado, un paso más para la privatización de este espacio donde se supone que se construirá un nuevo centro comercial, haciendo caso omiso a la historia y la opinión de las personas que día a día viven y trabajan en el entorno de la Cebada, pensando con criterios de crecimiento económico y no de desarrollo urbano o social.

Pero, mientras el planteamiento institucional iba por un lado, el del vecindario iba por otro:

… cultivando ideas para este espacio vacío

Somos vecinos y vecinas del Distrito Centro agrupados, para fomentar el uso temporal del solar del derribado polideportivo de La Latina, durante el tiempo en el que las obras previstas para su nuevo uso urbanístico no se lleven a cabo; se prevé que pasen años antes de que esto ocurra y no queremos un espacio vacío y abandonado en el centro de Madrid. Creemos en el disfrute del espacio público frente a los espacios ofrecidos por entidades privadas, en donde el dialogo y las relaciones sociales entre vecin€s apenas se dan.

La intención es que el solar de cabida a todo tipo de propuestas/actividades/proyectos de tipo cultural, social, artístico, deportivo… para el uso y disfrute de las personas del barrio y de Madrid.

Queremos ser los propios vecinos los que participemos en las decisiones de las actividades y proyectos a desarrollar, gestionando con responsabilidad el uso del espacio y fomentando el encuentro y las relaciones sociales entre todos. Creemos que este espacio debe ser disfrutado y compartido entre todos: vecin@s, comerciantes, colectivos y asociaciones del barrio.

Sin embargo, mientras “El Campo de Cebada” se planteaba como “una alternativa temporal para la reactivación del solar”, la iniciativa ha ido creciendo con el paso de estos años y, así, además de algún premio internacional recibido, en la actualidad se han propuesto otro reto: la construcción de una cúpula geodésica.

Construcción de una cúpula geodésica en el Campo de Cebada

Queremos construir una cúpula geodésica que albergue todo tipo de actividades culturales y sociales, en el Campo de Cebada, un solar cedido por el Ayuntamiento y gestionado por la asociación de vecinos AVECLA, situado en el barrio de La Latina, en pleno centro de Madrid.

La haremos enteramente con materiales reciclados e involucrando a numerosos colectivos, vecinos y vecinas de Madrid. Consideramos muy importante para la vecindad habilitar este espacio compartido, realizado en su mayoría por colectivos de arquitectos, vecinos y vecinas de Madrid, abierto a la participación ciudadana, para uso y disfrute de todos.

Características básicas

Construcción de una cúpula geodésica (carpa circular) de 14 metros de diámetro por 7 de alto realizada con elementos reciclados. (…) Capacidad para 200 personas (aprox.) para la realización de eventos de carácter gratuito, actuaciones, conciertos, reuniones, performances, zona de juegos, etc propuestos por la vecindad.

Motivación y a quién va dirigido el proyecto

La motivación principal es lo de ser capaces de crear un espacio para la convivencia, de iniciativa 100% ciudadana, dando continuidad a un proyecto cultural y social generado por vecinos, en el Campo de Cebada, y que nos ha llevado a querer desarrollarlo bajo cualquier circunstancia meteorológica.

Un cúpula geodésica al abrigo de la cultura libre, gratuita y para tod@s.

En este vídeo ponen imagen a este nuevo sueño:

La forma de funcionamiento es curiosa ya que, por un lado:

Es un espacio de propiedad municipal, enclavado en un vecindario de trabajadores/as regido por la Asamblea del Campo y gestionado administrativamente por FRAVM, a través de AVECLA y LA CORRALA. Todas las propuestas se presentan a la Asamblea

Pero, por otro, en declaraciones de algunos de los videos que tienen colgados declaran abiertamente que quieren implicar a las instituciones para que aprendan cómo hacer las cosas y luego las repitan en otras zonas… lo que no deja de ser una contradicción en sí mismo, pues en el Campo de la Cebada la iniciativa nació del vecindario, y es eso lo primero que, desde nuestro punto de vista, tendría que aprender el ayuntamiento: a respetar la voluntad popular y ser una mera herramienta para la realización de los deseos vecinales.

En cualquier caso y, al margen de ese debate siempre rico e inacabado, no hay duda de que buena parte de sus iniciativas tienen grandes similitudes con algunas de las que se dan en el barrio. Ésta que reproducimos a continuación, por ejemplo, recuerdo bastante a los “egun gorria” del auzolan pilotalekua:

¡ALERTA LIMPIEZA! // convocatoria carteles // +plaza +limpia

*** ALERTA LIMPIEZA ***

A todos los habitantes cebadienses, esporádicos y perennes, de paso y del día a día:

Hemos identificado que, a pesar de los cubos de basura, de los carteles y de la voluntad colectiva de mantener la plaza limpia, recurrentemente tenemos que hacer expediciones heroicas para quitar basura de El Campo de Cebada.

Un simple «MANTÉN TU PLAZA LIMPIA» parece no funcionar del todo.

Así las cosas, convocamos un CONCURSO DE SEÑALÉTICA // CARTELES // GRAFITIS // PINTADAS // [inserte aquí lo que imagine] para llamar a la conservación y limpieza de la plaza.

*** Deja aquí un comentario

*** Propón un formato de cartel/anuncio/pintada/ ¿?

*** … pero sobre todo, vente a pintarlo/esculpirlo/tallarlo/grafiterarlo/serigrafiarlo/imprimirlo

El próximo sábado 14 de diciembre de 2013 estaremos de ZAFARRANCHO INVERNAL a partir de las 11:30.

Invitamos a que curioseéis por su web, e insistiremos en próximos posts en demostraciones palpables de cómo la recuperación de espacios públicos para su dedicación a las necesidades decididas por el propio vecindario, lejos de ser una utopía inalcanzable es una realidad en muchas zonas. Y un reto siempre pendiente para seguir desarrollándose. Hay muchas casas-palacio, casonas, solares, plazas cerradas y demás edificios y espacios públicos, condenados a la muerte o al olvido y el deterioro, justo lo contrario de lo que el vecindario necesita. Será cuestión de seguir dándole vueltas a la fórmula antes comentada 1+1 = 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s