¿Del “trienio de la falta de luces” de Arroita… al “luz y taquígrafos” en la ARICH?

Nuestro comentario

 Vamos por partes, que el título de este post tiene varios sentidos e intenciones.

 El primero, el literal, la cuestión de la “nueva iluminación” prometida para el Casco… que lleva tanto prometiéndose su inminente instalación (tres años) que se ha quedado vieja antes de instalarse (sigue sin saberse cuándo, si es que se hace). Y eso que hasta, para aparenta que impulsaban la “participación vecinal”, nos buzonearon un díptico a todo color preguntando cuál era el modelo que más nos gustaba[1]. Pues bien, no sólo no han hecho nada sino que los apagones en el barrio siguen siendo el pan de cada día. Los (pen)últimos, esta vez en la ladera Este y en plenas fiestas de Gasteiz, tal y como recoge El Correo del pasado 20 de agosto[2].

 Este tema ya lo hemos abordado con profundidad en otro post de este blog[3], así que no vamos a repetirnos. Sin embargo sí vamos a detenernos en una cuestión con ello relacionada, porque hay un asunto que nos ha llamado profundamente la atención.

¿Ahora que el supergerente se va, comenzarán los elogios a transformarse en críticas?

 El pasado viernes 26 el Diario de Noticias publicaba (con despliegue a toda página en la principal de la sección “vecinos”) el siguiente titular[4]:

Maroto retoma el plan para dotar al Casco Viejo de alumbrado más seguro y eficiente

 Lo que ha llamado notablemente nuestra atención no es tanto la noticia en sí mismo como algunas de las afirmaciones de su autora. Porque nos estamos refiriendo a la periodista de DNA que hasta ahora parecía ser la cronista oficial de Arroita, pues se ha destacado una y otra vez por transformar en “noticias” con grandes titulares cualquier afirmación o dato del supergerente, sin casi nunca contrastar esos datos (parecía que si lo decía Arroita no podía ser más que verdad) ni dar opción a opiniones o pareceres distintos. Es algo que hemos denunciado en más de una ocasión en este blog.[5], y que aunque no afecta sólo a esta periodista, sí ha sucedido de forma especialmente marcada en su caso.

 Pues bien, he aquí que parece que la cuestión comienza a cambiar. Porque a lo largo del desarrollo de la noticia, por primera vez que recordemos, se introducen valoraciones críticas con respecto a la gestión del supergerente. Así, y ya entre los subtitulares, nos encontramos con la siguiente afirmación: Tras la experiencia piloto en enero de 2010 en Zapatería, no se procedió a la renovación prometida para todo el barrio

 En el desarrollo de la noticia recoge lo que realmente ha venido sucediendo y que en lagenterula ya hemos señalado:

“En 2009, (…) encargó la elaboración de una auditoría, la cual evidenció que nuestra ciudad tenía un amplio margen de mejora en este campo, muy especialmente en el Casco Viejo, donde los puntos ciegos se combinaban con un derroche lumínico dirigido al cielo en vez de al suelo. “Es una inversión urgente”, subrayó entonces el gerente de la Arich. En enero de 2010, el largo trabajo se puso en práctica con el ensayo en la calle Zapatería de cinco modelos de alumbrado. A la vez, se inició un proceso de participación vecinal, que dio como resultado la elección del llamado farol moderno, eficiente como el resto pero con un diseño más innovador. Era ya febrero, y la Arich anunció que iba a reunirse al mes siguiente con el Consejo Territorial Aldabe -formado por asociaciones vecinales, técnicos y políticos- para evaluar los resultados del proceso, decidir si la luminaria más votada era la más adecuada para extenderla por todo el Casco y determinar por qué zonas había que empezar para que el barrio entero finalizara el año siendo, a todas luces, más seguro. Desde entonces, a la falta de noticias se han añadido unos cuantos apagones que han llegado a durar varias noches, especialmente en la ladera oeste de la colina.”

 Pero, a diferencia de su, hasta ahora, ensalzadora línea habitual, en esta ocasión sí es capaz de poner en contraste la política de declaraciones e incumplimientos de Gonzalo Arroita:

“Según los plazos que marcó el todavía gerente de la Arich, Gonzalo Arroita -quien dejará el barco en breve-, el Casco Viejo debería de haberse comido las uvas con farolas nuevas. Pero lo cierto es que, desde que a principios de 2010 se realizaron la experiencia piloto en Zapatería y el proceso de participación vecinal para elegir el modelo de luminaria entre las cinco colocadas en la calle, nunca más se supo.Arroita no ha llegado a explicar el aparente parón de la iniciativa o su demora pese a haber sido preguntado en reiteradas ocasiones por este periódico. Un silencio que contrasta con la importancia que, en su origen, se concedió al proyecto. (…) “Es una inversión urgente”, subrayó entonces el gerente de la Arich.”

 ¿Por qué este cambio? No lo sabemos, aunque tal vez sirva de pista lo que la propia periodista nos recuerda: Gonzalo Arroita -quien dejará el barco en breve-…y a quien por eso mismo tal ve le sea más difícil ahora encontrar quien esté dispuesto a artículos laudatorios y acríticos. En cualquier caso, bienvenido sea el cambio, bazen garaia!!!

La necesidad de arrojar luz sobre las actuaciones de la ARICH

 Pero con ser denunciable el incumplimiento de la nueva iluminación para el Casco que Arroita había prometido, mucho más grave nos parece otra oscuridad que viene padeciendo el barrio, especialmente desde la entrada del supergerente enla ARICH: nos referimos, claro está, a la falta de luz y transparencia que lleva presidiendo desde hace años la gestión y los acuerdos de la propia ARICH.

 En primer lugar, porque las Actas de las reuniones del Consejo dela ARICHno son públicas y se nos hurta al vecindario (y a la población en general) el conocer fehacientemente cuáles son los debates y decisiones que se toman sobre el futuro de nuestro barrio, sobre nuestro futuro.

 En segundo lugar, porque en los últimos años se han ido elaborando (y en muchos casos aprobando porla ARICH) una serie de proyectos y documentos que van a marcar el futuro del barrio y que el vecindario desconocemos: hablamos, por ejemplo, del Informe sobre el Campillo Sur; del Plan de Accesibilidad; del Informe sobre usos del Eskoriatza; de los Estudios sobre las viabilidades de un parking en el barrio ( y como fin de fiesta electoral se descolgaron con un nuevo proyecto fantasma que incluía cambio de localización); los informes de auditoría sobre los presupuestos dela ARICH…

 Pero no es sólo eso, sino que Arroita ha venido alardeando de las decenas de millones de financiación que ha conseguido arrancar a diferentes Administraciones Públicas… pero no hemos tenido nunca opción de conocer informe alguno sobre cuánto ha sido realmente ese dinero y si en verdad se ha gastado y en qué… Por ejemplo, ¿en qué se han empleado los 7,5 millones de euros del programa europeo Urban?, porque hay datos como para echarse a temblar[6]:

“El interventor reclama a la agencia que rehabilita el Casco Histórico un «control más detallado» de las inversiones y otros gastos financiados con subvenciones externas. Pone como ejemplo los fondos del plan europeo Urban. Advierte de que el incumplimiento de las exigencias europeas puede obligar a «reintegrar una parte importante de la cuantía inicialmente dispuesta».”

 Con la política de manos libres que Arroita exigió como condición para gestionarla ARICH parece que a ningún grupo político se le ha ocurrido o atrevido a controlar de cerca al supergerente, al menos no ha trascendido públicamente. Porque, por ejemplo, cada dos por tres Arroita y su responsable económico dela ARICH, Carlos Rodríguez De Diego, nos dan nuevas y mayores cifras sobre los locales abiertos en el Casco… pero nunca nos hablan de los que en estos años han cerrado, porque el vecindario vemos que hay muchos negocios del Casco que se abren, pero no tardan mucho en cerrar… y ningún grupo político parece interesado en conocer el dato… o por lo menos en hacerlo público.

 Porque nadie nos explica ni pide explicaciones sobre qué está pasando con el inefable “responsable de intervención social y desarrollo comunitario” quien tras varios años de buscar un local donde poder ejercer sus funciones y donde ubicar la famosa “Mesa por la rehabilitación social”, ahora que ya tiene oficinas con espacio casi para reunirse con medio barrio a la vez, resulta que no las utiliza… o que nadie quiere reunirse con él. Y lo que es más curioso,la ARICHni las inaugura oficialmente, con lo que le gustan esas cosas a Gonzalo Arroita… Pero parece que a nadie le importa.

Iluminar las tinieblas

 Podríamos seguir poniendo ejemplos de falta de transparencia hasta llenar varios folios más, pero preferimos señalar que hay datos como para pensar que este panorama puede cambiar. Y no sólo porque ahora con la marcha de Arroita muchos de sus aduladores comiencen a cambiar de discurso, sino porque la irrupción de Bildu en el actual consistorio y su consiguiente presencia en el Consejo de la ARICHtiene toda la pinta de ir a poner patas arriba el actual status quo, porque hay que reseñar que en el acuerdo programático de la coalición abertzale figuran puntos como:

“• La rehabilitación socio-económica de Alde Zaharra sigue siendo una prioridad de primer orden. No compartimos ni los medios ni las formas aplicadas por el Ayuntamiento a través de la Agencia para la Revitalización Integral de la Ciudad Histórica (ARICH). Nos reafirmamos en nuestra posición contraria a la creación de Agencias públicas que alejan los ámbitos de decisión de la ciudadanía y abundan en el oscurantismo en la gestión.

(…) En cualquier caso, defendemos que todo este proceso de rehabilitación debe desarrollarse de manera abierta y con la participación de los y las vecinas y de los colectivos, asociaciones y sectores organizados del barrio. Nos posicionamos abiertamente en contra de cualquier proceso de gentrificación que pretenda desarrollarse desde el Ayuntamiento.”

 Y nos consta que algunos pasos en ese sentido ya se están dando. ¿Será el miedo a este nuevo panorama y el final de la política de manos libres y transparencia cero para el supergerente lo que ha terminado por convencer de la conveniencia de su marcha a Gonzalo Arroita?

 Nosotras, desde lagenterula no podemos sino observar con esperanza y exigencia que esos nuevos tiempos que parecen llegar ala ARICH sirvan no sólo para cambiar personas, sino, principalmente los fundamentos de su trabajo. Eso sí, sin perder la referencia de que, aunque tenga su importancia, no es el ámbito municipal o institucional el que debe marcar el rumbo y decidir sobre el futuro del barrio, sino que somos el vecindario quienes debemos protagonizar tanto el proceso de decisión sobre las claves de ese futuro, como su propia autogestión. Esa es nuestra apuesta, y todo lo que sea ayudar y colaborar en ello, bienvenido sea.


Anuncios

5 pensamientos en “¿Del “trienio de la falta de luces” de Arroita… al “luz y taquígrafos” en la ARICH?

  1. Yo tambien he creído siempre que Arroita compraba a los periodistas porque está claro que sabia venderles proyectos incluso cuando no habia nada especialmente firme aprovechando que deben llenar las paginas, pero os animo a preguntarles a estas personas si no se han llevado malos tragos cada vez que sacaban cosas que este hombre no consideraba tan buenas aunque todos pensáramos que le estaban haciendo la rosca. Algo de eso me ha llegado, Gasteiz es muy pequeña. En cualquier caso, ahora que se va veremos que ha habido de cierto tanto en los elogios como en las criticas a su gestión. Además, creo que conviene centralizar mas los esfuerzos en otras cosas que matar al mensajero. Qué Casco queremos? Cómo poder ir de la mano con las instituciones manteniendo una cierta autonomía y sin que la participacion vecinal quede discriminada y precisamente para hacerse lo que se tiene que hacer? Y lo más importante, como trabajar todos juntos para llegar a puntos de entendimiento, que es lo más importante para el presente y futuro de este barrio? Aprendamos tambien nosotros a utilizar los medios de comunicación en nuestro beneficio y, en definitiva, en beneficio del Casco Viejo.

    • Muy buenas, desde “Egin Ayllu” simplemente agradecer el interesante debate abierto (y animar a seguir con él), sólamente queremos recordar que si se curiosea un poco por los distintos apartados de “lagenterula” se podrá ver que ni mucho menos sólo se habla de Arroita y los medios. Hay un montón de documentos con teoría para el debate sobre cómo llevar a cabo un trabajo vecinal en un barrio como el nuestro; con varios documentos elaborados de forma conjunta por un montón de colectivos del barrio, con propuestas concretas sobre qué necesita el barrio y qué y cómo habría que hacerlo… ah, y no son pocas ya las iniciativas puestas en marcha y las acciones llevadas a cabo. Afortunadamente en el barrio hay cada día más gente trabajando por construir un barrio del que sentirnos orgullosas… y a eso estamos todas invitadas

    • La responsabilidad no es solo del señor Arroita. Aqui hay unos partidos políticos representados durante estos 3 años en el consejo de la ARICH que se han dedicado a silbar y que tienen una reponsabilidad ineludible. Los periodistas y los reponsables de los medios tienen otra responsabilidad, ya que la indepencendia y la imparcialidad son bases del periodismo, y cuando a sabiendas te los saltas, te estas saltando la ética periodistica. Y las vecinas del barrio tenemos otra(s). Unos por innacción y otras porque no hemos conseguido llevar con toda la fuerza otros modelos adelante. Se debería discutir y en su caso aceptar estas responsabilidades cada uno en su nivel.
      Otro punto es que parece que queremos empezar ahora a plantear el futuro del barrio. Hay que ser mucho más humilde. Recuerdo hace 5 años la plataforma AZAO y como los grupos de entonces del Ayuntamiento se rieron de ellos y nos mandaron a la mierda después de un gran trabajo popular. Egin Ayllu lleva 4 años trabajando en el barrio, Gasteiz Txiki ni me acuerdo, Barrenkale lleva otros muchos, y otros cuantos …. Serán los poderes públicos los que tengan que hacer un esfuerzo por ponerse al día de la vida del barrio, por que yo creo que toda la gente que llevan, llevamos, trabajando tenemos bastante claro hacia dónde queremos dirigirnos.Un pequeño ejemplo, la campaña por la escuela del barrio.

  2. Ciertamente, desde los medios de comunicación se ha facilitado la labor de Gonzalo Arroita, pero por otro lado considero lógico e incluso acertado que las noticias se hayan enfocado en positivo porque los proyectos que se anunciaban eran a priori muy buenos y hasta entonces las instituciones habían dejado de lado al Casco Viejo. Creo que a eso se le llama más ilusión que parcialidad. Otra cosa es que a posteriori se hayan dado desde la Arich datos falsos, si es que ha sido así, o los que interesaban, y no hubieran salido otros.
    La noticia del alumbrado pone sobre la mesa el retraso de una iniciativa anunciada a bombo y platillo por coherencia temporal y contextual: ahora que Arroita se va y que ha cambiado el equipo de gobierno es el momento de ir haciendo balance de lo hecho y de lo no hecho y de saber qué intenciones tiene el PP si es que las quiere hacer públicas.
    Por cierto, la prensa también ha sacado noticias del Casco cien por cien vecinales (los auzolanes, las críticas a la limpieza y a la ausencia del prometido cauce de participación vecinal, los apagones…)y con un enfoque claramente de apoyo. Estaría bien que lo tuvieráis en cuenta.
    No todo es blanco, como lo pintan unos, ni negro, como lo pintan otros. Creo que hasta ahora ha habido fallos, pero también aciertos. Y es de justicia reconocer los unos y los otros. Al final, casi todos estamos en el mismo bando: por un Casco Viejo plural, dinámico, donde todo el mundo se sienta en casa, que mantenga su identidad y que sepa mirar al futuro.
    Veremos qué pasa en esta nueva era. Seguramente no volverá a haber un gerente que sepa ganarse a los medios de comunicación tan bien como él, pero eso no significa que la prensa no siga tratando los temas en positivo.

    • No solo es un mentiroso el que dice mentiras sino también
      el que aun sabiéndolo, las transmite. Podríamos entrar
      en una discusión de que si es ilusión o burdas mentiras,
      que no nos llevaría a ningún sitio. Sólo reflexiona
      porque se han podido mantener 3 años de ilusiones rotas
      sin que nadie haya hecho ni una crítica y casi ninguna
      pregunta incómoda en todo este tiempo. Cada vez que
      Arroita daba una de sus grandes noticias, los médios
      locales la sacaban a bombo y platillo y NUNCA la han
      contrastado. Tampoco NUNCA han evaluado el nivel de
      concrección de los proyectos anunciados y preguntado a
      qué coste se estaban realizando. ¿Porqué cada vez que
      el vecindario hacía algo que no agradaba a la ARICH
      automáticamente el domingo siguiente el inefable Arroita
      tenía un desplegable de 2 hojas en uno, o en los dos,
      diários locales para vender sus increibles proyectos? pues
      porque se está mas agusto donde dá el sol, que al final
      paga una sección en la página digital de los diarios
      locales, da exclusivas, invita a comer con la tarjeta de la
      ARICH, …………

      Lo dicen en una canción de Berri Txarrak modestamente
      traducida ”
      Di una mentira mil veces
      repítela palabra por palabra
      mira cómo se convierte en verdad en poco tiempo

      Las flores son negras aquí y sabemos de antemano
      qué aroma tienen
      si nacieron para los amantes
      o si se pudrirán en algún frío cementerio”

      Los hosteleros de calidad, los dueños de tiendas
      subvencionadas, y los turistas gazteiztarras o no estarán
      muy contentos con el trabajo realizado, yo vecino desde la
      calle Cubo, NO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s