Las mentiras y entresijos de la rehabilitación de viviendas en el Casco

En las últimas semanas, y a medida que se acercan las elecciones municipales, la “larga mano” de Arroita y la ARICH están consiguiendo que todas las semanas, en los días de mayor venta de periódicos (sábado, domingo o lunes) los periódicos locales ofrezcan algunas de sus principales páginas a las “novedades, proyectos y realizaciones” de la ARICH. En los próximos días tenemos intención de analizar despacio el rigor de lo anunciado y realmente hecho por la ARICH en los últimos 8 años, y para ese momento dejamos los comentarios sobre lo aparecido en las últimas semanas.

Sin embargo, hay una cuestión que por su especial gravedad (afecta directamente a la vivienda de buena parte del vecindario) no queremos dejar pasar. Se trata de las dos páginas que El Correo del 2 de Mayo dedica a la política de vivienda de la ARICH en el Casco y que, como en muchas otras ocasiones, bajo una apariencia de efectividad y buenas prácticas, en el fondo lo que trata es de disfrazar la cruda realidad que las viviendas más necesitadas del barrio padecen, así como otras prácticas oscuras en la política de vivienda en el Casco. Sin entrar ahora en profundidad en el asunto, desvelemos la realidad y maticemos algunas de esas “informaciones”, acompañémoslas de algunos datos que no se ofrecen, así con ello podremos hacernos una mejor idea de la realidad de la rehabilitación de viviendas en el Casco.

La ARICH miente descaradamente al dar los datos sobre la rehabilitación

Esta afirmación que a primera vista puede parecer exagerada, probablemente se os quede corta cuando hagamos una pequeña comparación: entre los datos y cifras que se cuentan en la noticia del 2 de Mayo de 2011 y los datos y cifras, aportados también por la ARICH, 10 meses antes sobre la misma cuestión al otro medio de comunicación local (DNA 05-06-2010[1]).

En los datos que se aportaban en junio de 2010[2] se afirmaba que en el año 2009 se habían rehabilitado 62 viviendas:

“Sólo el año pasado, la Agencia destinó 943.774 euros en subvenciones para la rehabilitación de viviendas privadas. Y esa importante cantidad de dinero se tradujo en un total de 62”

Para 2014 la ARICH esperaba haber concedido ayudas para 200 casas a un ritmo de 50 al año:

“El ayuntamiento confía en que todas las viviendas luzcan buen estado para 2014

Al final de este periodo, la Agencia de Revitalización habrá concedido ayudas para 200 casas a un ritmo de 50 al año”

Sin embargo, ahora, 10 meses después el dato que le dan a El Correo[3] no tiene nada que ver:

Rehabilitación. Actualmente, más del 60% ya se han renovado. En tres años, lo han hecho 608 pisos por un total de 5,2 millones, de los que Arich ha financiado la mitad y el Gobierno vasco 600.000 euros.

Lo que en junio de 2010 según ellos[4] eran 62 viviendas rehabilitadas en 2009 y un ritmo medio de 50 al año… se convierte ahora en 608 viviendas rehabilitadas en los últimos tres años…¡casi cuadriplican el dato! Hay que tener mucha cara y muy poca vergüenza para mentir de forma tan descarada. Lo que hace el acercarse el periodo electoral

Hay otra cuestión relacionada con la rehabilitación de viviendas que no nos cansaremos de repetir. Arroita no hace más que hablarnos y darnos datos (mentirosos, ya lo hemos visto) sobre las viviendas rehabilitadas y las ayudas concedidas para ello… pero qué poco nos habla de las viviendas aún no rehabilitadas y de su relación con la negación de ayudas a las personas que en ellas viven… ¡por no tener ingresos suficientes para merecer las ayudas! ¡Viva la política socialista y progresista!… a quien más lo necesita… ni un euro.

Y en este caso tampoco son imaginaciones nuestras, sino declaraciones del arquitecto de la propia ARICH[5]:

El arquitecto de la Agencia de Renovación Urbana Paulino Medina recuerda que en veinte años han dado ayudas para rehabilitar «cerca de 2.500 viviendas, pero quedan otras 2.000 cuyos propietarios no han pedido ayuda para reformarlas porque no tienen recursos para financiar los arreglos».

Las unidades de ejecución pública

Otra de las cuestiones que se nos presentan como un gran logro de la ARICH es el tema de las Unidades de Ejecución Pública correspondientes a Correría 127-129 y 133, Zapatería 98-100 y Nueva Dentro 1-3. Sobre ellas se dice que la ARICH ha resuelto:

una deuda pendiente con los propietarios de las denominadas unidades de ejecución pública.

Pero hablemos claro[6], lo que se ha hecho con las personas que vivían en estas viviendas ha sido sacar a unas familias de sus casas para mandarlas allá donde ha creído conveniente la ARICH, como indirectamente reconoce el propio supergerente:

una gestión que reconoce «difícil» debido a que este proceso implica «primero un desalojo y luego un realojo posterior» .

Porque además, lo que no cuenta, es que este “proceso” se inició cuando las personas que vivían tranquilamente en esos hogares (en muchos casos, que conocemos personalmente, sin ninguna intención de cambiar su vivienda) hasta que recibieron una carta de la ARICH[7] en la que se les comunicaba iba a iniciar sobre sus viviendas un expediente de expropiación, y que por lo tanto iban a tener que abandonar sus casas, y que una empresa contratada por el Ayuntamiento pasaría por sus hogares a negociar con ellos a ver dónde iban a vivir a partir de ahora… vamos, todo un placer para cualquier persona… ver que de la noche a la mañana te dicen que bajo la amenaza de un expediente de expropiación vas a tener que abandonar tu casa.

Es una cuestión que como decimos ya hemos analizado, y no nos vamos a detener de nuevo en ello. Pero sí en un matiz que se desliza en la información, y que teniendo en cuenta tanto lo hasta ahora publicado, como las informaciones embusteras que, como acabamos de ver en el apartado anterior, practica la ARICH, mucho nos tememos que sea otro embuste.

Nos referimos al comentario de Arroita sobre lo que se pretende hacer con el “suelo liberado” tras el derribo de los edificios de Correría, Zapatería y Nueva Dentro:

Sin fin «especulativo»

(…) «el valor del suelo liberado será de 2,2 millones y se podrá disponer de una cantidad de terreno importante para acometer una política de viviendas sociales, sin ánimo de lucro», matiza el responsable de Arich.

Pues bien, lo hasta ahora publicado no es eso, sino precisamente todo lo contrario. El Correo del 18-02-2008[8], abría noticia con el siguiente titular:

El plan del Casco Viejo permite derribar 80 edificios y levantar 700 viviendas

Luego nos explicaba que:

La nueva normativa urbana del Casco Viejo de Vitoria, aprobada a finales de 2006, ha abierto la mano a construcciones de nueva planta, sin tener que rehabilitar la edificación antigua, una cortapisa de la norma de 1989 que fue muy cuestionada por los promotores. El derribo de los 80 inmuebles que ha incluido en la categoría de «sustituibles» permitiría levantar en sus solares 700 viviendas. (… )Pero el recelo predomina en el sector inmobiliario cuando se aborda el Casco Viejo como una oportunidad de negocio. Lo explica gráficamente un promotor: «aunque te dejen tirar una casa, luego tienes que apuntalar las vecinas para que no se te caigan encima». Si bien, cuando los inmuebles «sustituibles» coinciden en portales contiguos ese problema queda eliminado. Esa es la situación de la manzana delimitada por Correría y Zapatería a la altura de la catedral que ha elegido la empresa Laguez.

Efectivamente, se trata de los mismos edificios a los que hace referencia Arroita, como podemos comprobar en la Modificación del PERI que sobre estos edificios solicitó la mencionada Promociones Laguez SL[9]:

A la vista de la solicitud formulada por la Agencia de Renovación Urbana y Vivienda, S.A. con fecha 14 de diciembre de 2007 sobre la propuesta de modificación puntual del P.E.R.I. del Casco Medieval en un pequeño sector de la manzana P afectante a las parcelas sitas en los nº 129 y 131 de la calle Correría y nº 100 de la calle Zapatería y “huertas” (espacios libres) entre dicho número y el nº 102 de esta calle, propuesta presentada por Promociones Láguez, S.L.

Cualquiera convendría en considerar un poco sospechoso el hecho de que sea una inmobiliaria quien solicita la modificación de unas parcelas sobre las que, según Arroita, se van a construir viviendas sociales sin fin especulativo. Pero es que además, parece mucho más real la explicación también del Ayuntamiento que se daba en el subtítulo de la ya comentada noticia aparecida en El Correo del 18-02-2008 al hablar sobre estas casas:

Un promotor planea tirar tres bloques junto a la catedral para hacer 40 pisos Las parcelas vacías «se venden muy caras», dice el Ayuntamiento

Ojala nos equivoquemos y se dediquen a viviendas sociales y no a la especulación… pero visto lo visto, nos parece que está claro. Además, si no son para especular, sino para viviendas sociales ¿por qué no se han dedicado a realojar en su mismo edificio al vecindario que se ha desalojado de él?… Parece que el asunto está bastante claro.

Comentario final

¿A que después de leer todo lo anterior ya no parece exagerado llamar mentiroso a Arroita y escandalizarse por las falsedades que nos regala en los medios? Es una política muy habitual en Arroita y que, además, cuenta con tres grandes bases en las que se apoya:

  • El silencio de los grupos políticos municipales, presentes en el Consejo de Administración de ARICH y conocedores de que lo que dice no es verdad… pero como son “noticias positivas” igual les supone algún voto
  • La escandalosa connivencia de unos medios de comunicación locales que publican las palabras y cifras de Arroita sin ningún tipo de cuestionamiento, como si fueran verdades infalibles. ¿Tan difícil les hubiera sido hacer el ejercicio de comprobación y contrastación que nosotras hemos hecho? ¿O lo que sucede es que lo que se pretende a toda costa es tener contento a Arroita para que nos filtre sus iniciativas… y nos inserte su publicidad?
  • En una sociedad como la nuestra actual, el continuo vertido de pretendida información lleva a generar desinformación sobre una población que no tiene tiempo material para analizar, contrastar y digerir noticias… lo que no en pocas ocasiones lleva a dar por cierto aquello que se publica… mucho más si viene de una Institución, de las que se tiende a no desconfiar.

Son las principales herramientas de Arroita. Por eso desde lagenterula seguiremos empeñadas en hacérselo más difícil, en descubrir sus mentiras y en aportaros herramientas para que vosotras mismas podáis hacer y sacar vuestras propias consideraciones y conclusiones


[2] Y que ya analicemos en un documento titulado El “impulso” a la rehabilitación de pisos en el Casco: el arte de disfrazar un fracaso para que parezca un éxito; disponible en https://lagenterula.files.wordpress.com/2010/06/impulso-a-la-rehabilitacion-de-pisos-en-el-casco-ja-ja-ja.doc

[4] Que como se puede ver en el documento ya mencionado en la nota 2, tampoco era verdad

[6] A esta cuestión también le hemos dedicado ya más de un post en este blog, ver por ejemplo Haciendo negocio con el futuro de las viviendas del vecindario. O cómo apuntarse tantos políticos, sin gastar un duro y teniendo en vilo a decenas de familias, disponible en

https://lagenterula.files.wordpress.com/2010/02/la20increible20historia20de20los20derribos20en20ele280a6.pdf

Anuncios

Un pensamiento en “Las mentiras y entresijos de la rehabilitación de viviendas en el Casco

  1. Pingback: Los más que escandalosos 260.000 euros abonados por la ARICH a medios de comunicación sólo durante 2010… Está claro, Arroita sí paga (o compra) favores | la gente rula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s